San Hipólito de Roma

Primeros Cristianos

NACIMIENTO

  • Se desconoce la fecha de su nacimiento

DATOS HISTORICOS:

  • Eusebio de Cesarea dijo que Hipólito era obispo de una iglesia y comparte algunos de sus escritos. (Historia de la Iglesia, VI.20.22).
  • San Jerónimo también dijo que era obispo, comparte algunos de sus escritos y dijo que una de sus homilías fue en presencia de Orígenes. (Hombres Ilustres 61).
  • La Cronografía de 354 en la lista de Papas, menciona a Hipólito como presbítero y fue desterrado a la isla de Cerdeña en el año 235 D.C. (ed. Mommsen in "Mon. Germ. Hist.: auctores antiquissimi", IX, 72, 74).
  • La inscripción sobre su tumba que fue compuesta por el Papa San Dámaso I dice que Hipólito era un seguidor del cisma novación mientras era presbítero, pero que antes de su muerte exhortó a sus seguidores a reconciliarse con la Iglesia Católica. (Ihm, "Damasi epigrammata", Leipzig, 1895, 42, n.37).
  • Prudencio escribió un himno sobre algunos mártires y menciona que Hipólito fue despedazado por caballos salvajes. ("Peristephanon", himno XI, in P.L., LX, 530 sqq.)
  • Autores Griegos posteriores como: Georgius Syncellus., ed. Bonn, 1829, 674 ss.; Nicephorus Callistus, "Hist. eccl.", IV, XXXI) lo llaman Obispo de Roma, otros Obispo de Porto.
  • Según Focio, Hipólito era un discípulo de San Ireneo (Bibliotheca, codex 121).
  • Escritores orientales y el Papa San Gelasio I, localizan la sede de Hipólito en Bostra, la principal ciudad de los árabes. 
  • en 1551 se descubrió una estatua de mármol de Hipólito hecha en el siglo III. La parte de arriba del cuerpo y la cabeza estaban en buen estado, la restauraron y hoy se encuentra en el Museo de Letrán. (Kraus, "Realencyklopädie der christlichen Altertumer", 661 sqq.).

MINISTERIO:

  • Fue presbítero de la Iglesia de Roma a principios del siglo III. 
  • Fue discípulo de San Ireneo de Lyon. 
  • Orígenes escucho una de sus homilías cuando fue a Roma cerca del año 212 D.C.
  • Hipólito combatió la herejía de Teodoción, y Alogi.
  • Se opuso a las falsas doctrinas de Noeo, Epígono, Cleómenes y de Sabelio quien era (monarquiano)
  • Durante el pontificado del Papa San Ceferino (198-217) entró en conflicto con el Papa y toda la Iglesia por opiniones cristológicas que estaban causando controversia en Roma. 
  • Como la herejía en la doctrina de los moralistas no era claramente manifestada, el Papa San Ceferino se negó a dar su decisión. Hipólito lo censuró gravemente titulándolo como un hombre incompetente, indigno de regir la Iglesia de Roma y como un instrumento del intrigante y ambicioso diácono Calixto. (Philosophumena, IX, XI-XII). 
  • Cuando Calixto fue electo Papa (217-218) Hipólito abandonó la comunión con la Iglesia Católica y se hizo llamar antipapa junto con su pequeño grupo de seguidores. 
  • Se autobombo Iglesia Católica y sucesor de los apóstoles. Acusaba a Calixto de haber caído en la herejía de Teodoto, de Sabelio y que por su avaricia había degradado la disciplina eclesiástica. 
  • Permaneció como antipapa durante el papado de Calixto, Urbano (222-230) y Ponciano (230-235) y durante el papado de Ponciano escribió la "Philosophumena"
  • Fue desterrado a la isla de Cerdeña junto con el Papa Ponciano y poco tiempo después se reconcilió con la Iglesia Católica. 

MUERTE

  • Hipólito y el Papa Ponciano murieron en el destierro a la isla de Cerdeña como mártires. 
  • Sus restos fueron llevados a Roma después de su muerte y fueron sepultados en un lugar de la Vía Tiburcina. 
  • Murió cerca del año 236 D.C.

“Ahora pasamos, de la caridad que Dios ha testimoniado a todos los santos, a lo esencial de la tradición que conviene a las iglesias, a fin de que los que han sido bien instruidos guarden la tradición que se ha mantenido hasta el presente, según la exposición que de ella hacemos, y al comprenderla sean fortalecidos, a causa de la caída o del error que se ha producido recientemente por ignorancia o a causa de los ignorantes” (Hipólito, La Tradición Apostólica, I,1)

 

“Aconsejo a los sabios que observen esto. Porque, si todos prestan oído a la Tradición apostólica y la guardan, ningún hereje los inducirá a error” (Hipólito, La Tradición Apostólica, III,38 Ibid., pág. 499)

“Al cantar el gallo, se comenzará a rezar sobre el agua. Ya sea el agua que fluye en la fuente o que fluye de lo alto. Se hará así salvo que exista una necesidad. Pero si hay una necesidad permanente y urgente, se utilizará el agua que se encuentre. Se desvestirán, y se bautizarán los niños en primer término. Todos los que puedan hablar por sí mismos, hablarán. En cuanto a los que no puedan, sus padres hablarán por ellos, o alguno de su familia. Se bautizará enseguida a los hombres y finalmente a las mujeres…

El obispo al imponerle las manos dirá la invocación: “Señor Dios, que los has hecho dignos de obtener la remisión de los pecados por medio del baño de la regeneración, hazlos dignos de recibir el Espíritu Santo y envía sobre ellos tu gracia, para que te sirvan siguiendo tu voluntad; a ti la gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en la Santa Iglesia, ahora y por los siglos, Amen” (Hipólito, Tradición apostólica 20,21)

  • “Y de igual manera, los gentiles por la fe en Cristo, preparan para ellos la vida eterna a través de buenas obras (San Hipólito, Comentarios sobre proverbios
    Traducido desde Commentary on Proverbs; ANF, Vol. V, 174)

 

  • Él, al administrar el justo juicio del Padre a todos, dará a cada quien lo que es justo de acuerdo a sus obras…la justificación será vista en dar a cada uno lo que es justo; desde aquellos que han hecho bien, tendrán un justo gozo eterno, y los amantes de la iniquidad tendrán un castigo eterno . . Pero los justos recordarán sólo las buenas obras por las cuales alcanzaron al reino de los cielos, en la cual no hay sueño, ni dolor, ni corrupción” (San Hipólito, Contra Platón sobre el Universo Traducido desde Against Plato, 3; ANF, Vol. V, 222-223)
  • Kirsch, Johann Peter. "St. Hippolytus of Rome." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7, págs. 360-362. New York: Robert Appleton Company, 1910 <http://www.newadvent.org/cathen/07360c.htm>.
  • San Hipólito, Contra Platón sobre el Universo
  • San Hipólito, Comentarios sobre proverbios

HOLA! SOY TU BIBLIA COPYRIGHT 2022