Juan 6:47-69

“47. En verdad les digo: El que cree tiene vida eterna. 48. Yo soy el pan de vida. 49. Sus antepasados comieron el maná en el desierto, pero murieron: 50. aquí tienen el pan que baja del cielo, para que lo coman y ya no mueran. 51. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi carne, y lo daré para la vida del mundo.» 52. Los judíos discutían entre sí: «¿Cómo puede éste darnos a comer carne?» 53. Jesús les dijo: «En verdad les digo que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. 54. El que come mi carne y bebe mi sangre vive de vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. 55. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. 56. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. 57. Como el Padre, que es vida, me envió y yo vivo por el Padre, así quien me come vivirá por mí. 58. Este es el pan que ha bajado del cielo. Pero no como el de vuestros antepasados, que comieron y después murieron. El que coma este pan vivirá para siempre. 59. Así habló Jesús en Cafarnaún enseñando en la sinagoga. 60. Al escucharlo, cierto número de discípulos de Jesús dijeron: «¡Este lenguaje es muy duro! ¿Quién querrá escucharlo?» 61. Jesús se dio cuenta de que sus discípulos criticaban su discurso y les dijo: «¿Les desconcierta lo que he dicho? 62. ¿Qué será, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir al lugar donde estaba antes? 63. El espíritu es el que da vida, la carne no sirve para nada. Las palabras que les he dicho son espíritu, y son vida. 64. Pero hay entre ustedes algunos que no creen.» Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían y quién lo iba a entregar. 65. Y agregó: «Como he dicho antes, nadie puede venir a mí si no se lo concede el Padre.» 66. A partir de entonces muchos de sus discípulos se volvieron atrás y dejaron de seguirle. 67. Jesús preguntó a los Doce: «¿Quieren marcharse también ustedes?» 68. Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién iríamos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69. Nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.»”

  • Jesús le está hablando a sus miles de discípulos
  • Ellos le preguntan qué milagro recibirán ellos si sus antepasados recibieron el maná del cielo
  • El maná era comida verdadera que bajaba del cielo todos los días y tenían que comerlo para sobrevivir
  • Jesús compara su cuerpo con el maná del cielo y les dice que él es el pan bajado del cielo y el pan que él les dará es su Carne
  • Muchos se sorprenden y les cuesta trabajo creerlo
  • Pero Jesús insiste usando la palabra “trogo” (en Griego) que significa literalmente MASTICAR
  • Después de esto muchos discípulos lo abandonaron
  • Jesús nunca se retracto para decir “es una parábola” 
  • Jesús voltea con sus 12 Apóstoles y les pregunta: ¿Quieren marcharse también ustedes?
  • Esa pregunta también es para nosotros

HOLA! SOY TU BIBLIA COPYRIGHT 2022