Bautismo

"Para que una persona pueda ser bautizada tiene que ser capaz de creer, ser enseñada, arrepentirse, si una persona es bautizada sin haber creído, sin haber sido enseñada y sin arrepentirse, no tiene validez... ¿un bebe de 5 meses puede creer,... arrepentirse? si no lo puede hacer ¿cómo puede ser bautizado?" - Pastor Protestante Adventista Alejandro Bullón
  • Versículos usados para justificar esta postura: 
Marcos 16:16 (Creer) Hechos 2:38 (Arrepentirse) Marcos 10:14 (Niños no tienen pecado) Marcos 1:9 (Immersion en agua/rio como Jesús) Hechos 8:38 (Inmersión en agua/rio como Jesús)

La Biblia

AÑOS 1400s A.C.
  • Los bebés nacen con pecado original 
"7. Tú ves que malo soy de nacimiento, pecador desde el seno de mi madre." (Salmo 51:5-7)
  • Para aprender más:
Génesis 17:12-13 Colosenses 2:11-15 Joel 2:15-16
AÑOS 30-33 D.C.
  • Jesús pidió que dejaran que los niños fueran a Él, y que recibamos el Reino de Dios como un niño:
"...«Dejen que los niños vengan a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos. 17. En verdad les digo que el que no reciba el Reino de Dios como niño no entrará en él.»" (Lucas 18:15-17)
  • Jesús le pidió a los Apóstoles que hicieran discípulos  y lo pueden hacer bautizándolos y después enseñándoles su palabra. (Niños)
"19. Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20. y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia.»"  (Mateo 28:19-20)
  • Un bebe también tiene el derecho de entrar al reino de Dios:
"5. Jesús le contestó: «En verdad te digo: El que no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. 6. Lo que nace de la carne es carne, y lo que nace del Espíritu es espíritu." (Juan 3:5-6)
  • Para aprender más:
Marcos 16:15-16 Mateo 19:13-14
AÑOS 33-56 D.C.
  • Pedro le dijo a la gente que se arrepintieran y se bautizaran para recibir el Don del Espíritu Santo, y este Don era para ellos y sus hijos. 
"38. Pedro les contestó: «Arrepiéntanse, y que cada uno de ustedes se haga bautizar en el Nombre de Jesús, el Mesías, para que sus pecados sean perdonados. Entonces recibirán el don del Espíritu Santo. 39. Porque el don de Dios es para ustedes y para sus hijos, y también para todos aquellos a los que el Señor, nuestro Dios, quiera llamar, aun cuando se hayan alejado.»" (Hechos 2:38-39)
  • Pablo dice que una mujer, Lidia, recibió el bautismo junto con los de su familia 
14...Lidia, y era de las que temen a Dios...Mientras nos escuchaba, el Señor le abrió el corazón para que aceptase las palabras de Pablo. 15. Recibió el bautismo junto con los de su familia,... (Hechos 16:14-15)
  • Pablo cuenta que un Carcelero fue bautizado junto con toda su familia 
32. Así que le anunciaron la Palabra del Señor a él y a todos los de su casa, 33. y él, sin más demora, les lavó las heridas y se bautizó con toda su familia aquella hora de la noche. (Hechos 16:32-33)
  • Para aprender más: 
Hechos 18:8 1 Corintios 1:14-17

Los Primeros Cristianos

AÑOS 185-254 D.C.
  • Orígenes un Teólogo del primer siglo dice que el Bautismo infantil es una enseñanza que recibieron de los Apóstoles de Jesús. 
La Iglesia ha recibido de los Apóstoles la costumbre de administrar el bautismo incluso a los niños. Pues aquellos a quienes fueron confiados los secretos de los misterios divinos sabían muy bien que todos llevan la mancha del pecado original, que debe ser lavado por el agua y el espíritu” (Orígenes In Rom. Com. 5,9: EH 249) Si los niños son bautizados “para la remisión de pecados” cabe preguntarse ¿de qué pecados se trata? ¿Cuándo pudieron pecar ellos? ¿Cómo se puede aceptar semejante testimonio para el bautismo de niños si no se admite que “nadie está exento de pecado, aún cuando su vida en la tierra no haya durado más que un solo día”?. Las manchas del nacimiento son borradas por el misterio del bautismo. Se bautiza a los niños porque “si no se nace del agua y del espíritu, es imposible entrar al reino de los cielos”  (Orígenes, In Luc. hom. 14, 1.5,)  Naamán se levantó, se fue y al bañarse se cumplió el misterio del bautismo, “su carne quedó igual a la carne de un niño”. ¿De qué niño? De aquel que “en el baño de la regeneración” nace en Cristo Jesús”  (Orígenes, In Luc. hom. 33, 5. Ibid pág. 43)
  • Para aprender más:
Orígenes
AÑO 235 D.C.
  • Hipólito uno de los teólogos más importantes del siglo III escribió como los primeros Cristianos incluían a los niños en el Bautismo:
“Al cantar el gallo, se comenzará a rezar sobre el agua. Ya sea el agua que fluye en la fuente o que fluye de lo alto. Se hará así salvo que exista una necesidad. Pero si hay una necesidad permanente y urgente, se utilizará el agua que se encuentre. Se desvestirán, y se bautizarán los niños en primer término. Todos los que puedan hablar por sí mismos, hablarán. En cuanto a los que no puedan, sus padres hablarán por ellos, o alguno de su familia. Se bautizará enseguida a los hombres y finalmente a las mujeres… El obispo al imponerle las manos dirá la invocación: “Señor Dios, que los has hecho dignos de obtener la remisión de los pecados por medio del baño de la regeneración, hazlos dignos de recibir el Espíritu Santo y envía sobre ellos tu gracia, para que te sirvan siguiendo tu voluntad; a ti la gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en la Santa Iglesia, ahora y por los siglos, Amen” (Hipólito, Tradición apostólica 20,21)
  • Para aprender más:
San Hipólito de Roma
AÑO 200-258 D.C.
  • Muchos tenían la confusión de sí debían Bautizar a los bebes en cualquier momento o tenían que esperarse hasta los 8 días como para la circuncisión. San Cipriano contesto a este dilema qué los Bebes podían ser Bautizados en cualquier momento, porque no podían negarle la gracia de Dios.
“Pero en relación con el caso de los niños, en el cual dices que no deben ser bautizados en el segundo o tercer día después de su nacimiento, y que la antigua ley de la circuncisión debe considerarse, por lo cual piensas que alguien que acaba de nacer debe no ser bautizado y santificado dentro de los ocho días, todos nosotros pensamos de manera muy diferente en nuestro Concilio. Porque en este curso que pensabas tomar, nadie está de acuerdo, sino que todos juzgamos que la misericordia y gracia de Dios no debe ser negada a ningún nacido de hombre. Porque como dice el Señor en su Evangelio: «El Hijo del hombre no ha venido a destruir la vida de los hombres, sino a salvarlas», en la medida que podamos, debemos procurar que, sí es posible, ningún alma se pierda… Por otra parte, la fe en la Escritura divina nos declara que todos, ya sean niños o mayores, tenemos la misma igualdad en los divinos dones… Razón por la cual creemos que nadie debe ser impedido de obtener la gracia de la ley, por la ley en la que fue ordenado, y que la circuncisión espiritual no debe ser obstaculizada por la circuncisión carnal, sino que absolutamente todos los hombres tiene que ser admitidos a la gracia de Cristo, ya que también Pedro en los Hechos de los Apóstoles, habla y dice:  «El Señor me ha dicho que yo no debería llamar a ningún hombre común o inmundo.»  Pero si nada podría obstaculizar la obtención de la gracia a los hombres, y el más atroz de los pecados y no puede poner obstáculos a los que son mayores. Pero si hasta a los más grandes pecadores, y los que habían pecado en contra de Dios, cuando creen, se les concede la remisión de los pecados y nadie se ve impedido del bautismo y de la gracia, ¿cuánto más deberíamos obstaculizar un bebé?, ¿que, siendo recién nacido, no ha pecado, salvo en que, habiendo nacido de la carne de Adán, ha contraído el contagio de la muerte antigua en su nacimiento? … Y por lo tanto, querido hermano, esta era nuestra opinión en el Concilio, que por nosotros, nadie debe impedirse el bautismo y la gracia de Dios, que es misericordioso y amable y cariñoso para con todos. Que, puesto que es lo observado y mantenido respecto a todos, nos parece que debe respetarse aún más en el caso de los lactantes…”  (Cipriano de Cartago, A Fido sobre el bautismo de infantes, Carta 58)
  • Para aprender más:
San Cipriano de Cartago

La Iglesia de Cristo

POR 2000 AÑOS D.C. 1250 Puesto que nacen con una naturaleza humana caída y manchada por el pecado original, los niños necesitan también el nuevo nacimiento en el Bautismo (cf DS 1514) para ser librados del poder de las tinieblas y ser trasladados al dominio de la libertad de los hijos de Dios (cf Colosenses 1,12-14), a la que todos los hombres están llamados. La pura gratuidad de la gracia de la salvación se manifiesta particularmente en el bautismo de niños. Por tanto, la Iglesia y los padres privarían al niño de la gracia inestimable de ser hijo de Dios si no le administraran el Bautismo poco después de su nacimiento (cf CIC can. 867; CCEO, can. 681; 686,1). 1251 Los padres cristianos deben reconocer que esta práctica corresponde también a su misión de alimentar la vida que Dios les ha confiado (cf LG 11; 41; GS 48; CIC can. 868). 1252 La práctica de bautizar a los niños pequeños es una tradición inmemorial de la Iglesia. Está atestiguada explícitamente desde el siglo II. Sin embargo, es muy posible que, desde el comienzo de la predicación apostólica, cuando "casas" enteras recibieron el Bautismo (cf Hechos 16,15.33; 18,8; 1 Corintios 1,16), se haya bautizado también a los niños (cf. Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Pastoralis actio 4: AAS 72 [1980] 1139).
  • Para aprender más:
Catecismo Bautismo

HOLA! SOY TU BIBLIA COPYRIGHT 2022