1 Corintios 11:23-29

“23. Yo he recibido del Señor lo que a mi vez les he transmitido. El Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan 24. y, después de dar gracias, lo partió diciendo: «Esto es mi cuerpo, que es entregado por ustedes; hagan esto en memoria mía.» 25. De igual manera, tomando la copa, después de haber cenado, dijo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Todas las veces que la beban háganlo en memoria mía.» 26. Fíjense bien: cada vez que comen de este pan y beben de esta copa están proclamando la muerte del Señor hasta que venga.” 27. “Por tanto, el que come el pan o bebe la copa del Señor indignamente peca contra el cuerpo y la sangre del Señor. 28. Cada uno, pues, examine su conciencia y luego podrá comer el pan y beber de la copa. 29. El que come y bebe indignamente, come y bebe su propia condenación por no reconocer el cuerpo.”

  • Pablo les está recordando lo que Jesus les encomendó qué continuaran haciendo en la última cena. 
  • En la misa por eso se dice que al comer del pan y de la copa estamos proclamando “la muerte del Señor hasta que venga”
  • Pablo les dice que si  no disciernen que lo que comen es el cuerpo y la sangre de Cristo y no lo toman en serio, se toman su propia condena.
  • Nadie podría condenarse por comer cualquier pan, galleta Ritz, tostada o por beber cualquier vino o jugo de uva.

HOLA! SOY TU BIBLIA COPYRIGHT 2022